martes, 1 de mayo de 2012

Rock ´n´ Roll MADRID Maratón - 22 abril de 2012

Corría ese día mi segundo 10k de la temporada en un entorno especial, en un momento especial y con una visita especial. El 10k coincide desde 2010 (33ª edición)  con el Maratón Popular. En 2010 Gbrselassie se alzaba con la victoria con un tiempo de 28:56. Del recorrido de 10k dijo: "Está bien. El recorrido era duro. Algún día volveré por aquí". "La carrera de 10 kilómetros, introducida este año como novedad en el programa de MAPOMA, estrenó su historial con un atleta de lujo, Gebreselassie, dos veces campeón olímpico y cuatro del mundo de la distancia en pista".http://www.marca.com/2010/04/25/atletismo/1272182763.html

Tengo que reconocer que al Maratón de Madrid le tengo un especial respeto. Creo que a estas alturas de lo recorrido para mí no resultaría un problema completarlo; pero esa no es la cuestión. Para mí ya no me basta con acabarlo sino acabarlo en un tiempo en el que note que la lucha haya sido de igual a igual, con el del mazo acechando y con todas esas inquietudes que te asaltan cuando no sabes si conseguirás tu reto. Por eso quiero estar preparado para correrlo en esas condiciones. Aunque también de momento quiero correr otros maratones. El año pasado intenté correr dos maratones en un año y me lesioné y precisamente en una de las partes poco habituales de lesión .... bursitis ... Pero esa ... esa es otra historia. Agua pasada no mueve molino.

A Madrid venía mi amigo Javier Moya con su familia. Javier, corredor de Badalona, al que conocí precisamente en estos mundos de redes sociales vinculados a la misma pasión, la de correr. Recuerdo que se preparaba para su primer maratón y le di algunos consejos basados en mi experiencia. Desde entonces hemos ido dándonos ánimos en esto del correr junto a otro amigo del otro lado de la mar océana, Lucho Runner (Argentina).

El sábado previo al Maratón nos encontramos en la Feria del corredor y compartimos unos buenos momentos junto a su familia. También allí nos encontramos con Ricardo Abad, Riki, un devorador de maratones que en MAPOMA hizo su 570 maratón seguido, ininterrumpido.


(Javier Moya, Riki y un servidor)

Día de la carrera

Siempre suelo ser más madrugador que el sol naciente pero ese día salí justo de tiempo de casa y encima con las ideas poco claras de si dejar la ropa en el ropero, en el coche. Tenía que correr la carrera de 10k pero luego quería correr junto a Javier y también con mis compañeros del T-Diesel. Pero ¿Cómo debía ser la logística para tras correr meterme por las tripas de Madrid camino de un punto en el que poder coger seguro a Javier? Para colmo un problemilla intestinal. Y luego que entre unas cosas y otras no encuentro a Javier en la salida de la carrera. Podía ser peor ... pero no. La mujer de Javier me dijo que iba con gorra negra y camiseta naranja (¿Naranja?). ¡Buen presagio!

Nada más terminar la carrera de 10k en la que mejoré 30 minutos mi anterior carrera de 10 km (DKV Bomberos) me encontré con Crack (2º en su categoría)  y con Anuar Dabab (2º absoluto en 10k), el primero el ariete de los T-Diesel; el segundo compañero casual de entrenamientos (ya se me podía pegar mucho de él; jejeje). La medalla conmemorativa de 10k es muy chula.

El caso es que hablando con Crack decido ir a la estación de metro de El Lago y en el exterior me encuentro con mis compañer@s del equipo T-Diesel (Rocky, Neni, Crack, Ana, Scorpio, Jacheva? ..). Estaba pendiente de Javier, de que no pasara por delante de mí sin verle porque dónde me había situado se había creado un pasillo muy estrecho para los corredores y cabía la posibilidad de que entre tantos me pasara desapercibido.

Pero de repente le vi abrirse paso entre la marea de corredores y me sumé a la carrera. Iba muy fresco. Le conté mis peripecias de la mañana y me disculpé por no habérseme escapado la salida. Yo no dejaba de hablar pero Javi tampoco. Le pedí que guardara fuerzas pero como un campeón seguía haciendo comentarios. No le había parecido especialmente dura la Casa de Campo lo que era buena señal. Hice una foto en carrera nada más salir de El Lago aunque la calidad deja mucho que desear ... además en carrera ... .


Iban pasando los metros y pasamos el campo del atlético de Madrid, subimos por la calle de Segovia, Paseo imperial, tramos especialmente duros. Subimos la meseta y enfilamos hacia Embajadores ... Atocha está a la vista ... va bien. Muy bien, como se ve en la foto (también tirada por el móvil aunque esta vez parado). Discurre el tiempo dando ánimos a Javier, como también a otros corredores. Sé lo importante de que te animen en esos momentos en lo que lo único que quieres es llegar y ya las fuerzas se sostienen porque la meta es el objetivo y nadie quiere renunciar a su gloria personal ... como debe ser.


Llegamos a Atocha y la subida, la dura de Alfonso XII pica. Le digo a Javier que no mire el final de la cuesta que se concentre en los metros que tiene por delante ... me acuerdo de Iniesta ... tiqui taca ...  y así se lo digo a Javier ... venga un pie y luego el otro ... tiqui taca ... no mires el final de la cuesta que cuando te quieras dar cuenta estás arriba. La superamos pero Javier empieza a acusar un leve bajón. El año pasado otro amigo al que acompañé desde Embajadores también acusó ese tramo que al final y a la postre era el duro. LLega un momento en el que Javier me pide que bajemos el ritmo. Le digo que está acusando no tomar nada (geles) y que para próximos maratones debería tomarlos. Le acerco una botella de agua y un vaso de bebida isotónica y eso le hace reaccionar a los pocos minutos. Empezamos a coger ritmo y ya en la subida de la calle Alcalá me dice, venga vamos a ir más rápido ... y empieza el tio a tirar como si le llevara el diablo ... le sigo. Ya estamos en el parque de El Retiro y le comento que tiene un km hasta la meta. A la derecha está su mujer y sus hijos ... le acompaño ... pero le digo que en unos momentos le tendré que dejar porque no me van a dejar continuar. 


Siento no poder acompañarle porque esos son precisamente los momentos en los que se echa de menos alguien a quién abrazarse,  pero .... le dejo marchar con pena pero sabiendo que ese es su momento único e irrepetible. Le recuerdo que disfrute de esos momentos.



Me despido y en el camino me encuentro con Neni que me pregunta por los maratonianos del equipo, AnaCheva me pregunta por ellos y les digo que deben estar al llegar. Cuando voy a ver si les veo para acompañar unos metros a mis compañeros a un corredor le da un tirón en el isquio de la pierna izquierda y me quedo con él hasta que se recupera y puede volver a la carrera. 

Al poco tiempo veo llegar a Diego, que es su primer maratón, con Dani y Crack. Les acompaño unos metros y vuelvo para atrás para ver llegar a Javitxu que viene con una gran escolta. Me salto la verja y me uno a ellos cuando pasan. La gente aplaude cuando ve llegar a todo el equipo junto. Me emociona esa sensación. La foto no es buena ... es en movimiento ... Salsipuedes, con Rocky, Javitxu con gorra amarilla y Jacheva al frente. 


Y para finalizar ... el mejor broche ... misión cumplida. 


Mi agradecimiento a Javier por ese día especial y por la dedicatoria de ese libro cuyo título inspira su blog .... "la ilusión de correr" http://lailusiondecorrer.blogspot.com.es/ Muchas gracias Javier.
Nos vemos corriendo.
Y ... un gran día para los T-Diesel con podio de Crack.

Había empezado hablando de mi segundo 10k pero ... los protagonistas ese día fueron los maratonianos ... lo mío fue ... otra historia.

Crónica gemela de Javier Moya: http://lailusiondecorrer.blogspot.com.es/2012/05/3-maraton-ritmo-de-rockn-roll.html?showComment=1336162601479#c791123886592247130

6 comentarios:

  1. Charlie pues que te voy a decir, que hicisteis sertir, uno de los corredores mas privilegiados, por toda la ayuda y animo que me disteis.

    Gracias compañero. Me encanta tu crónica y tu amistad con Javier.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y nosotros unos privilegiados por darnos la oportunidad de ser merecedores de vuestra amistad. Un fuerte abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  3. Que buenas las cosas que me ha dado el correr, en este año que llevo practincándolo, hace que cada día tenga nuevos retos en mi cabeza.

    Hace 1 año no pensaba más allá de acabar mi jornada en el autobús, llegar a casa con mi família y resolver los problemas cotidianos con mi pareja. Lo que no pensé nunca cuando empezé, es que iba a tener nuevas amistades y de tan buena calidad, tan cerca y a la vez tan lejos de mi casa. Nunca pensé que en un descanso en el bus podría estar ríendome con mi amigo argentino vía twitter o comentando el fin de semana con Carlos.

    Un ejemplo de como a cambiado mi vida es parte de este relato, nunca pensé en ir a disfrutar de un fin de semana corriendo 42 kms., pero lo más importante de este fin de semana fue conocerte y descubrir que eres una persona formidable. Me sorprendiste apareciendo en el kilometro 32 y aguantar conmigo hasta el 42 todo un "caballero de armas".

    Solo puedo decir que fue increíble el fin de semana que pasé en Madrid, y que han pasado los días y la sonrisa no se me ha quitado de la cara.

    Muchas gracias por tu acogida y para cuando quieras te espero en Barcelona, espero estar a la altura.

    Nos seguimos leiendo, espero acabar en estos días la entrada en mi blog.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Vaya día más completito! Me alegré mucho de verte, em marcha primero y en parado después. Fué un día especial...hasta me picó el gusanillo de un maratón, había un ambiente estupendo.
    Enhorabuena por esos buenos tiempos que van saliendo!

    ResponderEliminar
  5. Otro abrazo enorme para tí Javier. Esta fiesta no ha hecho más que empezar. ;)

    ResponderEliminar
  6. Es verdad Marieta. Hicisteis honor a lo de inquietos porque os ví corriendo aunque os agradezco que pese a que ibais con prisa me dedicaseis unos momentos para charlar. La verdad es que no se que tiene MAPOMA que de una manera u otra siempre estamos allí. Me alegra saber que estás/ais? pensando en un maratón ... Valencia puede ser un buen objetivo para encontrarnos un grupo de amigos ...

    ResponderEliminar